Los tratamientos no quirúrgicos pueden incluir cambios en el comportamiento, como reducir o eliminar los movimientos repetitivos de la mano, usar tablillas para la muñeca durante la noche o tomar medicamentos antiinflamatorios por vía oral, o inyectados en el túnel carpiano.

Los tratamientos quirúrgicos varían, pero los dos más comunes son la cirugía abierta y la cirugía endoscópica. Ambos procedimientos comparten el objetivo de aliviar la presión en el nervio mediano, cortando quirúrgicamente el ligamento transversal y por ende agrandando el túnel carpiano para hacer más espacio para el nervio. Los dos procedimientos son eficaces, pero la cirugía endoscópica tiene un menor tiempo de recuperación, menos dolor posoperatorio y una cicatriz más pequeña y menos notoria.1


cirugía abierta

Durante la cirugía abierta, se realiza una incisión desde el pliegue de la muñeca hacia el centro de la palma, a través de las capas de piel, grasa y tejido conjuntivo. Una vez expuesto el ligamento transversal, el cirujano corta el ligamento con un bisturí para liberar la presión en el nervio. El cirujano luego cierra la incisión con puntos de sutura y venda la mano.

Este procedimiento es eficaz, pero quizás no sea la mejor opción para algunos pacientes, ya que deja una cicatriz desde la muñeca hasta el centro de la palma, y porque la recuperación y la rehabilitación pueden llevar varias semanas debido al dolor posoperatorio, el corte profundo de la mano y una incisión más larga.

cirugía endoscópica

Durante la cirugía endoscópica de un portal, se realiza una pequeña incisión en el pliegue de la muñeca, donde el cirujano introduce una pequeña cámara montada en un instrumento quirúrgico llamado SmartRelease™ ECTR. Este dispositivo le permite al cirujano ver dentro del túnel carpiano utilizando un monitor de vídeo. El cirujano luego corta el ligamento con precisión usando un bisturí retráctil dentro del SmartRelease™ ECTR, sin abrir toda la palma. Una vez que el ligamento está totalmente liberado, se retrae el bisturí, se quita el instrumento y se sutura y se venda la pequeña incisión.

El principio rector de este procedimiento mínimamente invasivo es minimizar el dolor posoperatorio evitando una incisión abierta que se extienda desde la muñeca hasta la palma de la mano. La cirugía endoscópica es altamente eficaz y se utiliza desde hace más de 20 años. Como resultado provoca un menor dolor posoperatorio, una cicatriz mínima que queda escondida en el pliegue de la muñeca, y generalmente les permite a los pacientes retomar algunas de sus actividades normales en un período de tiempo breve.1

La inflamación en el túnel carpiano puede comprimir el nervio mediano, provocando el STC. Los tratamientos quirúrgicos cortan el ligamento carpiano transversal para hacer espacio para el nervio. Finalmente, el nuevo tejido llenará el espacio donde se cortó el ligamento.

La inflamación en el túnel carpiano puede comprimir el nervio mediano, provocando el STC. Los tratamientos quirúrgicos cortan el ligamento carpiano transversal para hacer espacio para el nervio. Finalmente, el nuevo tejido llenará el espacio donde se cortó el ligamento.


1 "Single-Portal Endoscopic Carpal Tunnel Release Compared with Open Release"
Trumble TE, Diao E, Abrams RA, Gilbert-Anderson MM The Journal of Bone & Joint Surgery 2002; 84:1107-115